LA DIOSA DEL VIENTRE

Baubo una deidad de la antigua Grecia, también conocida como Yambé. Desde tiempos inmemoriales existen arquetípicas diosas salvajes de la Sexualidad Sagrada y de la Naturaleza; Baubo es una de ellas. Aunque esta divinidad está muy alejada del entorno donde nació el Yoga, su simbología tiene muchas similitudes con la disciplina.

Para acercarnos a la figura de esta diosa, nos remitimos al Cuento de Deméter en busca de su hija Perséfone:

“Deméter, la Madre Tierra, tenía una hermosa hija llamada Perséfone que un día estaba jugando en un prado. De pronto el suelo empezó a estremecerse y un gigantesco zigzag rasgó la tierra. De las profundidades de la tierra surgió Hades, el dios de Ultratumba. Este agarró a Perséfone y la atrajo a su carro y se precipitó con la niña de nuevo al interior de la tierra. Los gritos de Perséfone se hicieron cada vez más débiles a medida que se iba cerrando la brecha como si nada hubiera ocurrido.

 

La Diosa Madre voló sobre la tierra como un ave gigantesca, buscando y llamando a su hija. No hubo manera de encontrarla y así prosiguió la búsqueda a lo largo de varios meses. El dolor en su corazón era terrible y estaba furiosa; por mucho que se esforzara, no conseguía hallar a su hija del alma. Así pues, ella, la que lo hacía crecer todo eternamente, condenó a todas las tierras fértiles del mundo. A causa de la maldición de Deméter ningún niño pudo nacer, no creció trigo para amasar el pan, no hubo flores para las fiestas ni ramas para los muertos. Todo estaba marchito y consumido en la tierra reseca y los secos pechos.

Agotada, después de buscar en todos los parajes de la tierra, llegó a una aldea donde nadie la conocía y se desplomó junto a un pozo. Mientras permanecía apoyada contra la fría piedra, apareció una mujer, más bien una especie de mujer, que se acercó a ella bailando, agitando las caderas como si estuviera en pleno acto sexual mientras sus pechos brincaban al compás de la danza. Al verla, Deméter no pudo por menos de esbozar una leve sonrisa.

Baubo, la bailarina, era francamente prodigiosa. Sus pezones eran sus ojos y su vulva era su boca. Con aquella deliciosa boca empezó a contarle a Deméter unas historias muy graciosas. Deméter sonrió, después se rió por lo bajo y, finalmente, estalló en una sonora carcajada. Ambas mujeres, Baubo, la pequeña diosa del vientre, y la poderosa diosa de la Madre Tierra Deméter se rieron juntas como locas.”

 

“Y aquella risa sacó a Deméter de su depresión y le infundió la energía necesaria para reanudar la búsqueda de su hija y, con la ayuda de Baubo, de la vieja bruja Hécate y del sol Helios, consiguió finalmente su objetivo. Perséfone fue devuelta a su madre. El mundo, la tierra y los vientres de las mujeres volvieron a crecer.”

 (Extraído del libro “Mujeres que corren con los Lobos”, C. Pinkola Estés)

SIMBOLOGÍA DE BAUBO

La Risa

La risa simboliza la alegría de vivir. Implica mantener una visión positiva, pese a las adversidades que se pueden presentar. Además de aliviar tensiones y reducir el estrés, la felicidad que aporta la risa estimula la creatividad innata de cada persona. La risa es sanadora y aporta energía para plasmar en los proyectos de vida.

La Danza

    Simboliza la conciencia corporal y el poder del movimiento. El cuerpo es un templo y es el vehículo de expresión de la               mente y del espíritu. Un cuerpo sano, es también una mente consciente y un espíritu en movimiento. 

La Sexualidad

La sexualización de la Diosa muestra autoestima, autodeterminación y personalidad. Implica tomar conciencia del potencial que tenemos dentro para ser felices y cumplir cualquier meta.

Los Pezones

Son órganos sensitivos. El hecho de los ojos de Baubo sean sus pezones trasmite la idea de que la diosa no sólo ve, sino que observa: presta atención cuidadosamente. Simboliza la inteligencia. Cuando vemos, nos damos cuenta de lo que nos rodea, pero cuando observamos, analizamos, cuestionamos y asociamos que podemos hacer sobre aquello a donde dirigimos la vista, está basado en nuestra experiencia previa.

La Vulva

La vulva es la raíz. Baubo habla desde lo profundo, desde su Ser. Se expresa desde dentro. Simboliza la comunicación: expresar o manifestar nuestros pensamientos, deseos y nuestras interpretaciones de las cosas y del mundo.
Abrir chat
¿Necesitas más información?
¿Necesitas más información?